Antecedentes

A pesar de la importancia de la micro, pequeña y mediana empresa (MIPYME) como motor de crecimiento con un impacto social importante, todavía se enfrentan a problemas que limitan su contribución potencial a la prosperidad de América Latina y el Caribe (ALC). Aunque 9 de cada 10 empresas formalmente establecidas en la región son MIPYMES, sólo contribuyen, en promedio, con 40% del Producto Interno Bruto (PIB) de los países.

El uso e inversión de las MIPYMES en nuevas tecnologías y sistemas de calidad son muy limitadas, rara vez aprovechan herramientas de propiedad intelectual y su nivel de innovación es bajo. En este sentido, es evidente que existe potencial para mejorar la productividad y competitividad de las MIPYMES y también para incrementar su participación en mercados nacionales e internacionales, ya sea directa o indirectamente como proveedores en las cadenas globales de valor. Así, el impacto en términos de creación de empleo y en la mejora de condiciones de vida en diferentes sectores de la población puede ser significativo.

La baja capacidad innovadora de las MIPYMES se debe en parte a los problemas en los sistemas nacionales de innovación en la región. En este sentido, el porcentaje del PIB regional enfocado a investigación y desarrollo (I + D) es de aproximadamente 0.5%, dato que está muy por debajo de los estándares de los países desarrollados y de los países emergentes que están emigrando del sector de manufactura a economías impulsadas por la innovación.

Por otra parte, existe un porcentaje de participación muy bajo del sector privado (incluyendo tanto las grandes empresas, como las MIPYMEs). El sector público proporciona más de 80% de la inversión en I + D y se dirige especialmente a universidades públicas para llevar a cabo investigación básica (que es importante pero no suficiente para mejorar la competitividad).

El hecho de unir la ciencia, la tecnología y la I + D a los mercados sigue siendo una tarea pendiente para los sistemas nacionales de innovación en América Latina y el Caribe. Adicionalmente, no es sorprendente constatar que en la edición más reciente del Índice de Competitividad publicado por el Foro Económico Mundial (FEM), los países de la región están calificados incluso por debajo de su rango propio de competitividad promedio en el pilar de la innovación, y más aún cuando se mide su capacidad de innovación. Con la excepción de Brasil, Costa Rica, y hasta cierto punto Colombia, el nivel de innovación del resto de los países de América Latina y el Caribe tiene un promedio de 10 puntos o más por debajo de su nivel de competitividad general. Así, la falta de un entorno apropiado que favorezca la innovación tiene un impacto muy significativo en la ejecución de las MIPYMES.

Una de las áreas que es necesario abordar es la incapacidad de muchas MIPYMES de tomar ventaja de los aspectos diferenciadores y nichos de sus productos y servicios para captar más valor en la cadena y liderar el mercado tanto en su país, como en otras regiones. De esta manera, la producción limitada de productos y servicios de alto "valor agregado" tiene márgenes de ganancia muy pequeños e ingresos insuficientes para cambiar las condiciones de vida en las comunidades productoras. Adicionalmente, las características innovadoras o especiales que distinguen a un producto o servicio, generalmente conocido como "valor intangible", puede mejorar la ventaja competitiva de las MIPYMES, incluso en los sectores o productos no necesariamente vinculados con la ciencia y tecnología avanzada.

El valor intangible abarca todos los elementos que atraen a los consumidores a elegir un producto o servicio respecto a sus competidores, incluyendo su novedad, atractivo, alta calidad, origen, diseño, belleza, historia o reputación. Asimismo, el valor intangible de los productos y servicios representa un conjunto creciente de empresas exitosas en la economía mundial actual. En este sentido, las MIPYMES serán más innovadoras y competitivas cuando el sistema y las propias empresas realicen esfuerzos serios para maximizar, capturar y proteger el valor intangible. Las MIPYMES en América Latina y el Caribe deben estar bien posicionadas, identificar el valor de los activos intangibles y evolucionar para satisfacer la demanda creciente de productos y servicios especiales e innovadores.

Una característica notable del crecimiento económico actual es la creciente participación de las mujeres en los negocios y la innovación. Sin embargo, pese a estos avances, siguen presentándose obstáculos en la participación de las mujeres en actividades empresariales y en sectores más técnicos y científicos, debido a estereotipos, normas culturales y desigualdades de género. Ante esta situación, debe fomentarse más el acceso a recursos financieros, educación y formación especializada, información y redes.

Adicionalmente, el ingreso a industrias innovadoras es un reto para las mujeres debido a las desigualdades de género prevalecientes en el acceso a la educación y las marcadas diferencias de género en los ámbitos académicos y de elección de carrera. Esta situación se ve agravada por los prejuicios en contra de las mujeres en las áreas de ciencias e ingeniería, por las menores oportunidades que tienen las mujeres para patentar sus inventos y por el acceso limitado al financiamiento. Existe la necesidad de continuar desarrollando políticas de apoyo a la igualdad de acceso a las herramientas que las mujeres necesitan para ser innovadoras y líderes de negocios en sus sociedades. Así, InnovaNet toma en consideración los retos y necesidades anteriormente descritos al ejecutar actividades como parte de un esfuerzo para asegurar que su trabajo incorpore una perspectiva de género.

A pesar de los desafíos que enfrentan los sistemas nacionales de innovación en la región y su impacto en las MIPYMES, existen prácticas exitosas en países de la región que valen la pena replicar. En este sentido, Brasil, México y Chile, por ejemplo, han realizado importantes cambios legislativos y normativos para promover la conexión entre los avances en la ciencia, la tecnología y la I + D que tienen lugar en las universidades, con los mercados, inversores y otros mecanismos de financiamiento. De igual forma, existen historias de éxito de los programas que vinculan a los investigadores con universidades, artistas creativos y MIPYMES innovadoras para capturar el valor intangible de sus productos y servicios.

El apoyo brindado por InnovaNet retoma estas experiencias exitosas y lecciones aprendidas para ayudar a enfrentar algunos de los retos descritos anteriormente, facilitando así la interacción entre las autoridades responsables de las políticas de las MIPYME y los programas, investigadores y profesionales en las universidades públicas, privadas y centros de I + D en Estados miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA a través de nuevas formas de colaboración, que contribuyan a mejorar la competitividad de las empresas y agentes de innovación.

El papel de Innovanet Innovanet proporciona una plataforma para:

InnovaNet proporciona una plataforma para:

i. Facilitar el diálogo y el intercambio de mejores prácticas entre los Estados Miembros de la OEA en el marco del Diálogo Regional de las Altas Autoridades de las MIPYMES convocado por la OEA para contribuir al fortalecimiento de las políticas públicas y las estrategias para el desarrollo de las MIPYMES;

ii. Apoyar los esfuerzos de los Estados miembros de la OEA para desarrollar el marco normativo que permita realizar alianzas público-privadas para la innovación, incluyendo licenciamiento y transferencia de tecnología, y,

iii. Facilitar la instrumentación de servicios especializados de apoyo a la PYME de alto impacto, incluyendo las PYMES dirigidas por mujeres, las universidades públicas/privadas y centros de I + D en sectores económicos estratégicos de los Estados Miembros de la OEA.

Objetivos

• Crear una comunidad de prácticas sobre servicios especializados a PYMES de alto impacto, licenciamiento, transferencia de tecnología e incubación entre los investigadores y los profesionales de las universidades públicas y privadas, ONGs, centros de I + D (que incluyen centros de I + D patrocinados por el gobierno, colaboración del sector privado y otros creados por asociaciones de MIPYME) abierta a todos los Estados Miembros de la OEA.

• Servir de plataforma para el intercambio de mejores prácticas y metodologías para promover la innovación, en especial, el facilitar las alianzas público-privada, gestionar la propiedad intelectual y la transferencia de tecnología, así como ayudar con el licenciamiento e incubación de empresas basadas en tecnología, con énfasis particular en las MIPYMES, incluidas aquellas dirigidas por mujeres y jóvenes empresarios;

• Desarrollar estudios regionales y nacionales, así como iniciativas basadas en las prioridades y las necesidades señaladas por cada país de acuerdo a sus agendas de innovación y de competitividad;

• Apoyar la instrumentación de innovación regional y nacional, así como de agendas de competitividad a través de la colaboración con instituciones nacionales, organismos internacionales y regionales con agendas de cooperación y experiencia en los temas clave de la agenda de innovación.

• Proporcionar recomendaciones sobre políticas públicas, medidas e iniciativas para promover la innovación, la colaboración en alianzas público-privadas, para la consideración de autoridades nacionales y regionales, con énfasis particular en asuntos relacionados con las MIPYMES, incluyendo aquellas dirigidas por mujeres y jóvenes empresarios.

• Proporcionar información, participar y apoyar a la instrumentación de los mandatos sobre la competitividad, internacionalización e innovación de Autoridades de las MIPYMEs en el marco del Diálogo Regional de las Altas Autoridades de las MIPYMES convocado por la OEA.

Actividades 2013 y 2014

Durante el 2013, InnovaNet apoyará una comunidad de prácticas para instituciones públicas, privadas y ONGs con programas sobre transferencia de tecnología, licenciamiento y comercialización de tecnología, incubación, y/o servicios especializados para PYMES de alto impacto en la región de Centroamérica. El objetivo es fomentar la colaboración, el intercambio de mejores prácticas y fortalecer los programas de innovación, licenciamiento, transferencia tecnológica e incubación de los países de la región.

La experiencia de Innovanet en Centroamérica será posteriormente replicada en El Caribe en 2014 en colaboración con otras subregiones de las Américas como seguimiento a este proyecto.

Los participantes

InnovaNet convoca a socios estratégicos del sector público y privado de todos los países centroamericanos (Costa Rica, Honduras, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Panamá y República Dominicana). Adicionalmente, incluye la participación de autoridades de MIPYMEs o de sus representantes para garantizar una coordinación adecuada y apoyo a las iniciativas desarrolladas en el marco de InnovaNet.

Instituciones internacionales, regionales y nacionales serán invitadas a compartir sus experiencias y programas en temas relevantes de innovación, transferencia de tecnología, licenciamiento e incubación, especialmente en esquemas de apoyo a las PYMEs innovadoras. El objetivo es fomentar la colaboración entre los organismos multilaterales y agencias de cooperación, complementar las distintas capacidades técnicas y programas en marcha con los países de la región. Entre dichas instituciones se encuentran: La Universidad de California-Davis PIPRA, la Asociación Nacional de Incubadoras de Empresas (NBIA), El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), CONAMYPE, El Tecnológico de Monterrey (ITESM), la Universidad de Medellín, Colombia; CORFO, Chile, el Consejo Nacional de Investigación y la Universidad de Ottawa en Canadá, el Instituto Génesis de la PUC- Río de la Universidad Pontificia Católica de Río de Janeiro (PUC-Rio), el Instituto Nacional de Propiedad Intelectual (INPI) de Brasil, el Instituto Mexicano de Propiedad Industrial (IMPI), el Instituto Internacional de la Propiedad Intelectual (IIIPI), entre otros.